martes, 1 de mayo de 2007

CARACTERISTICAS QUE NOS IDENTIFICAN COMO NORTEÑOS

CARACTERISTICAS QUE NOS IDENTIFICAN COMO NORTEÑOS

Después de la lectura del artículo “Cuando se nos sale la cotona” de Carlos Mántica, los estudiantes de la asignatura Introducción a la Antropología del primer año de Psicología del CURN UNAN Estelí, se motivaron para coleccionar sobre algunas de las diferentes características o rasgos que pueden conformar una manera de ser, una identidad cultural del norte. Aquí dejo sus aportes:
Del habla: El habla es más cantadita que en el resto del país. Por el timbre de voz, y en la forma en que hablamos, porque siempre elevamos la voz al final de las palabras.
Los norteños hablan rápido y como que alargan las palabras con ritmo. Hablamos a gritos por la emoción cuando encontramos algún amigo en la calle. En las reuniones y en las ventas hablamos todos a la vez. Hablamos con cualquier persona en los lugares como si nos conociéramos de mucho tiempo. Nuestras conversaciones son pícaras y con doble sentido. Acostumbramos usar expresiones como: va pue, vella amigo, ta loco, piqui y jale, salgamos de este maíz picado.

Foto: baile popular en la calle - Condega. Foto: Wilmor López.


De las costumbres: Por una parte somos menos comunicativos y nos identificamos por ser gente muy sencilla, serenos, humildes, amables y hospitalarios con los foráneos ya sea por emergencia o por otra situación.
Cuando llegamos de un viaje siempre nos ofrecen una taza de café y nos preguntan los detalles de los viajes: ¿Cuándo vino?, ¿A qué horas llegó?.
Somos abiertos a la amistad, buenos compañeros, solidarios y dispuestos al trabajo.
Establecemos buena comunicación entre vecinos y somos solidarios con el dolor humano.
En cada casa no debe faltar un perro, gallinas, un cerdo, los pericos y un gato.
Al fallecer un ciudadano, siempre lo anuncian en una barata sin importar la hora, puede ser hasta en la media noche.
De las comidas: Preparamos alimentos a base de maíz, rosquillas y pan casero. Un norteño que come sin tortilla es como si no hubiera comido. Sumergimos las rosquillas o el pan en el café.
Hacemos montucas de tamal tierno con relleno de carne de cerdo en Agosto. Hacemos nacatamales para Diciembre en las celebraciones de Navidad, y en Semana Santa comemos tamales, sardinas y huevos cocidos.
Comemos en cualquier parte y nos encanta comer con la mano, le sentimos más sabor a la comida. Meneamos el vaso cuando tomamos algo y bebemos refrescos en bolsas.
Si nos invitan a un restaurante y sobra comida, la agarramos y la echamos en una bolsa plástica, o queremos llevar los huesos para el perro de la casa. A los helados como les llaman en occidente, en el norte le llamamos bolsitas, charamuscas o posicles.
De la postura y la forma de vestir: Cuando vamos en grupo por la calle caminamos unos detrás de otros y las mujeres van tomadas del brazo.
En las formas de vestir se acostumbra en los hombres usar camisas a cuadros o de un solo color, botas estilo tubo, puntudas y de tacón alto. También se acostumbra usar pantalones de azulón que llevan colgando llaveros de los porta fajas, y llevamos sombrero o gorra o bisera.
Nos distinguimos por la forma de ponernos de pie y caminar fachentos.
Los hombres tienen la costumbre de lustrarse sus zapatos en el parque.
En los viajes: Cada vez que salimos llevamos demasiadas maletas y cargamos con un morralito donde llevamos desde tortillas con cuajada en una bolsita, hasta la ropa para regresar. En los buses al viajar vamos comprando chucherías. Pedimos rebajas en todos lados.
De las fiestas: Nos gusta participar en las fiestas ya sea patronales o políticas.
Entre más bulla hacemos más alegre nos parece la fiesta. Si es un cumpleaños y reparten pastel queremos llevar otro pedazo para la mamá, la tía o la vecina.
Los fines de semana los hombres van a los bares, restaurantes a tomar tragos de cerveza o ron, en otros casos visitan amistades quedándose en sus casas para la misma actividad.
Cuando hay una despedida de algún familiar o amigo lloramos. Llevamos obsequios cuando visitamos a nuestros amigos o familiares y llegamos justo a la hora de comer. Algunas personas son devotas de la virgen María. Al celebrarse La Purísima mucha gente está conversando. Muchas personas presumen cosas que no han adquirido.

Prof. Bayardo Gómez
Docente, escritor y pintor
Tel # 8529437